miércoles, 21 de diciembre de 2011

¿Y de que se trata todo eso de Papa Noel?

Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás, son algunos nombres del personaje legendario que según la cultura occidental trae regalos a los niños por Navidad. El personaje se inspira en un obispo cristiano llamado Nicolás. Era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media, del que aún hoy se conservan sus reliquias en la basílica de San Nicolás, Bari, Italia.

La leyenda de Nicolás de Bari

Su relación con los niños nace en una de las historias que indica que alguien acuchilló a varios niños, entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata.

La fama de repartidor de obsequios la gano cuando un empobrecido hombre padre de tres hijas, no podía casarlas por no tener dinero para pagar la dote necesaria, al carecer las muchachas de la dote parecían condenadas a prostituirse.
Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.


 Hijo de familia acomodada creció bajo los tirantes deseos de sus padres. Su padre deseaba que siguiera sus pasos comerciales en el Mar Adriático, su madre pretendía que fuera sacerdote.
Lamentablemente, la peste solucionó su dilema, al llevarse a sus padres, mientras trataban de ayudar a los enfermos de su ciudad. El muchacho, conmovido con la desgraciada situación de su gente ante semejante enfermedad, repartió sus bienes entre los necesitados y partió hacia Mira para vivir con su tío y ordenarse como sacerdote, cosa que logró a los 19 años. Más tarde, al morir su tío fue elegido para reemplazarlo.

Leyenda actual

Así, el mito actual cuenta que Santa Claus viviría en las proximidades del Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de Duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de cartas.
Para poder transportar los regalos, Papá Noel los guardaría en un saco mágico y los repartiría a las 00:00h del día 25 de diciembre, en un trineo mágico volador, tirado por «renos navideños», liderados por Rodolfo (Rudolph); un reno que ilumina el camino con su nariz roja y brillante, siendo el último en agregarse a la historia.

Santa Claus podría entrar a los hogares de los niños, al transformarse en una especie de humo mágico; y así entrar por la chimenea u otro orificio de las casas; si éstas no disponen de una.
Para saber qué niños merecen regalos, Santa Claus dispondría de un telescopio capaz de ver a todos los niños del mundo; además de la ayuda de otros seres mágicos que vigilarían el comportamiento de los niños. Así, si un niño se ha comportado mal, se dice que quien lo vendría a visitar sería la carbonilla, y no Santa Claus; y como castigo carbonilla le regalaría a los niños solo carbón.



 El diario de Turingia destaca que el descubrimiento del largo pasado rojo de Papá Noel lo hizo Christl Hütten, una apasionada coleccionista de tarjetas postales.
Christl Hütten posee en su amplia colección varias tarjetas postales del moderno personaje navideño, la más antigua de ellas fechada el 18 de diciembre de 1897.
La imagen postal, presenta a Santa Claus vestido con su ya tradicional gran abrigo rojo con rebordes blancos y caminando por la nieve.
Hasta ahora se pensaba que Papá Noel adoptó su vestimenta roja en los años 20 del siglo XX, imagen que fue sistemáticamente utilizada para fines publicitarios por la empresa Coca Cola desde 1931.



Desde el ámbito cristiano y desde grupos nacionalistas, la figura actual de Santa Claus está rodeada de diferentes acusaciones. Se le acusa de ser un producto comercial al servicio del consumo y de destruir las tradiciones locales.
En España hay una campaña en contra de Santa Claus y a favor de los Reyes Magos. Bajo el lema yo soy de los Reyes Magos, que han realizado algunas manifestaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario